Legal, seguro y gratuito: media sanción para una necesidad urgente

Esta mañana la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) con 131 votos a favor, 117 en contra y 6 abstenciones, luego de una sesión de más de 20 horas que tuvo a la par una vigilia fuera del Congreso convocada por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Aunque legisladores de distintos arcos políticos cuestionaron la iniciativa del Poder Ejecutivo de tratar este proyecto a esta altura del año y tal como sucediera en el debate de 2018 las creencias religiosas sobresalieron en algunas disertaciones, fue mayor el reconocimiento de que la legalización del aborto es una necesidad de salud pública.

Esto se dio tras los dichos del propio ministro de Salud, Ginés González García, que la semana pasada en una reunión informativa sobre el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo planteó que hay entre 1100 y 1200 abortos en el día y unas 100 o 120 internaciones sólo en los hospitales públicos.

Además, otro aspecto que derrumbó de plano el argumento del movimiento de los pañuelos celestes es que desde el rechazo en la Cámara de Senadores ocurrido dos años atrás hasta la fecha no se ha “salvado ninguna vida”, sino que las personas con capacidad de gestar continuaron abortando en la clandestinidad bajo condiciones irregulares e inseguras.

Al respecto, tal como indican desde la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, a pesar de la idea de que la despenalización social del aborto ya es un hecho, lo cierto es que desde 2012 se han registrado “en medios de todo el país 73 casos de criminalización de mujeres por abortos u otros eventos obstétricos”, de los que en su “abrumadora mayoría” son casos de mujeres pertenecientes a sectores sociales vulnerables, es decir, sin trabajo remunerado, con bajo nivel de instrucción formal y condiciones habitacionales precarias.

“Decimos que el aborto legal es urgente porque somos todas, todes, militantes sociales, vivimos en los territorios, sabemos lo que pasa, somos parte de un pueblo que sufre las injusticias, las conocemos y sabemos lo difícil que es ejercer los derechos plenamente cuando existen obstáculos y discriminaciones en las leyes que aun nos estigmatizan”, manifestaron desde la Campaña en conferencia de prensa durante la vigilia.

“El aborto hoy ya no es un secreto ni una práctica silenciada. Insistimos en una ley que amplie el marco del ejercicio de la salud y de la autonomía sobre el propio el cuerpo”, declararon.

En este sentido, también la titular del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gomez Alcorta, aseguró hoy en conferencia de prensa luego de la aprobación del proyecto en la cámara baja que el 2018 “con todo su contenido, su ética y momento histórico hizo que el aborto deje de ser un tema tabú” en nuestro país.

Por otra parte, Gomez Alcorta anticipó que las expectativas que hay sobre el tratamiento en el Senado “son buenas” y que “ahora hay que tejer los consensos parlamentarios en ese ámbito, tal como se hizo en las últimas semanas en la Cámara de Diputados y Diputadas”.

Foto: ANRed

0 0 vote
Article Rating
Compartí nuestras noticias en tu redes sociales
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments